Archivo de la categoría: Uncategorized

Por qué mi producto precisa música?

Una pregunta que nos hacen bastante seguido, es esa: Por qué necesita música?
O sea, es claramente difícil de imaginar una película sin música, o un videojuego sin música, o incluso, nos resulta rarísimo cuando en el medio de la tanda, aparece un comercial sin música; sin embargo, la pregunta persiste: por qué pasa esto?

Yo voy a dar mi opinión. Creo que el por qué, es el mismo que responde al por qué pasamos tanto tiempo de nuestras vidas escuchando música, si aparentemente no nos aporta demasiado.
Bueno, ahí está el asunto: aparentemente. En realidad, la música aporta mucho más de lo que creemos. Es una forma de expresarse, es un medio de comunicación que utiliza algunas reglas que son hasta más viejas que el lenguaje. Creo que no es algo que racionalicemos, pero, inconscientemente, sabemos que si escuchamos músicas con una u otra característica, vamos sentirnos de tal o cual manera.

La música, en definitiva, nos domina: nos hace bailar, nos hace sonreír, nos hace llorar, nos hace pensar, nos deja melancólicos, nos deja felices, etc. Ni siquiera, sabemos por qué. Lo cierto, es que estamos internamente cabreados para responder de cierta forma antes ciertos estímulos, y lo mismo pasa con la música. Por ejemplo estamos programados para entrar en modo alerta cuando sentimos el llanto de un bebé… o un grito pidiendo socorro; y estas dos cosas, tienen algo en común. Están en el mismo rango de frecuencias. Por qué cuando gritamos pidiendo auxilio, nuestra voz, inconscientemente sale mucho más aguda que lo normal? Justamente, porque nuestro cerebro sabe que a determinadas frecuencias, quién escuche, estará alerta, sin importar si usamos la palabra “socorro” o simplemente la vocal “a”. Es que importa mucho más cómo decimos algo que las palabras que usamos. Y la música sabe de esto, tal vez mucho más de lo que nosotros mismos sabemos. La música y el lenguaje hablado, comparten los mismos códigos, solo que la música, toma caminos mucho más cortos para llegar hasta nuestras emociones. Sea una canción, un jingle o una música instrumental, la música que acompaña a un producto, siempre, debe llegar antes que las palabras, las imágenes o lo que sea. Debe estar en concordancia, con lo que queremos decir de nuestro producto, debe haber prosodia. Esto es importante, esto es vital, y siempre debemos recordar que la música, toma atajos para despertar sentimientos y emociones en quién escucha. Por ejemplo: si mi producto es un banco, la música que utilicemos, no debe despertar otra cosa que no sea confianza, seguridad y seriedad. No debe generar dudas. Pasa igual si estamos frente a un jingle en medio de la campaña política: todo deben ser afirmaciones y convicciones, nada puede parecer una pregunta, ni nada puede generar ni siquiera la menor de las dudas en cómo se dice. Bien sabemos que no es lo mismo decir “votá por mí” que decir “y… votá por mí…” El primero, genera convicción, seguridad, estabilidad. El segundo, en cambio, nos hace pensar que quién lo dice no está del todo convencido de ser la mejor opción. Y esto, es algo que percibimos sin siquiera racionalizarlo. No sabemos bien por qué, pero, no confiamos del todo. En cambio, tal vez, nuestro producto quiere despertar cierta melancolía, cierta añoranza, y en ese sentido es que precisamos algo que no transmita tanta seguridad ni tanta confianza, sino, algo más ambiguo, un poco de duda, un poco de melancolía, hasta tal vez un poco de tristeza.

Te invitamos a que recorras las siguientes bandas de stock e intentes racionalizar cuál de ellas transmite mejor lo que quieres decir de tu producto. También, te invitamos a que recorras todas nuestras colecciones de música de stock… tal vez encuentres algo que se identifique plenamente con tu producto, y si no, puedes ponerte en contacto con nosotros para que hagamos una música, una canción o un jingle que transmita exactamente lo que quieras que tu producto transmita.