Por qué mi producto precisa música?